DEMOCRACIAS EN SOCIEDADES DIGITALES

TENSIONES Y CONFLICTO

En la era de las ciber-culturas

 

Por Claudia María Cóceres (*)

Entendemos como fundamental reflexionar sobre las tensiones que implican la sociedad de datos y las líneas para pensar procesos democráticos en/desde las ciber-culturas. (1)

Dada la velocidad de la implementación informática a la vida social que transforma el entorno psicofísico, ambiental y cultural y poniendo énfasis en esta etapa en los espacios y relaciones sociopolíticas en los contextos imprescindibles para pensar las democracias. 

Estas ciber-sociedades se desarrollan no sólo con la mera aplicación de técnicas informáticas sino desde procesos ideológicos, políticos y culturales que reconocen valores generados para constituirse como tales. Dichos ideales ponen a las relaciones sociales en diversas perspectivas multidimensionales, en el plano económico, financiero, empresarial, político, ecológicas, estéticos, creencias, etc. Esto sumado a que estamos ante procesos conflictivos de los valores, vínculos de socialización y crisis institucionales que hacen al Estado, al Mercado y a la sociedad mayor. 

Los espacios y relaciones de poder se instituyen desde la creación y evolución de las redes militares, financieras, policiales y científicas, donde se re significan y desarrollan los lugares públicos, privados e íntimos y desde donde se transforman la gestión pública y privada. 

El mundo digital de la información se convierte en un negocio, propiciando movimientos a favor del free knowledge y el open access, movimientos autogestionarios en el ciberespacio y de control.

La agenda comunicacional se amplio siendo parte de ella: la web 2.0 y la aparición de las redes sociales, la inteligencia artificial en Internet, el tecno control y la ciberseguridad: Smart phones; la “Nube” y los Big Data, las sociedades digitales y las tecno personas. 

Para las ciencias sociales-humanidades habituadas a complejidades y subjetividades se abre un campo conceptual a reconsiderar desde los Híbridos personas/tecnologías digitales en un contexto de proliferación reciente en las sociedades y mundos digitales (también tecno-objetos).

Nuestra humanidad mediada por tecnología nos transforma en las tecnopersonashumanas y sociales transformando las identidades ya que se superponen a las personas físicas y jurídicas, ampliando las capacidades físicas y cognitivas. 

La dominación y manipulación de nuestros datos en manos de las empresas de informáticas, no es visible a simple vista ni tampoco la conciencia de dicha dependencia tecnológica en la cual no se reconoce la Tecno-servidumbre voluntaria.

El investigador Javier Echeverría. Investigador Ikerbasque, UPV/EHU, define como “Una tecno-persona es aquella persona física o jurídica cuyas identidades, relaciones, funciones e interacciones (sólo) son posibles mediante sistemas tecnológicos digitales.”. Nuestras identidades digitales se definen con dimensiones del valor económico, social y personal de los datos, reconociéndose que estamos bajo la Colonización de la intimidad, la privacidad y la mirada por parte de quienes tienen nuestros datos.

Los lenguajes mediados por tecno-signos dados por la conexión entre lenguajes-máquina y lenguajes naturales (interfaces semióticos), los cuales son importantes para las tecno-costumbres y la tecno-ética. (El prefijo tecno- como heurística filosófico-conceptual.).

Los temas pendientes iniciales sobre estas transformaciones de refieren a los bienes comunes gestionados públicamente (res publica), las regulaciones a nivel estatal y las formas de los gobiernos locales; los cambios en la ciudadanía digital o la inexistencia de Parlamentos que no posibilita la negociación de normas (convirtiéndose en  tecno-súbditos) Además nos encontramos ante el reino de Facebook dada nuestra orfandad ente aspectos tecno-poder judicial. La llamada gobernanzas refiere en verdad a los mercados, en particular los financieros, los estados y los conflictos bélicos entre tecno-usuarios y tecno-empresas de servicios.

Es elemental considerar el respeto de los derechos básicos de las personas y de los derechos políticos de los ciudadanos, incluidas las libertades de asociación, reunión y expresión, mediante el imperio de la ley protegida por los tribunales; para recapacitar además donde queda la separación de poderes entre ejecutivo, legislativo y judicial; elección libre, periódica y contrastada de quienes ocupan los cargos decisorios en cada uno de los poderes. Repensar y rehacer la democracia en el ecosistema, los derechos de los consumidores y usuarios a tecno-ciudadanos, limitar y controlar el tecno-poder reconociendo la necesidad de la separación de poderes en el ecosistema de la estructura sociopolítica estatal.

La gobernanza lleva a reconocer los Derechos fundamentales de las tecno-personas en el ecosistema, la prioridad para los derechos de usuari@s menores de edad, la reacción de instituciones para garantizar esos derechos, creación de dominios gestionados públicamente (tecno-villas libres). 

En el plano educativo debe entenderse como promover los espacios públicos de aprendizaje y uso de las tecno-lenguas; donde Internet como bien público sea gestionado públicamente.

Desde aspectos que hacen a lo económico, pues la información es un capital y la redistribución de los beneficios económicos, generados por la gestión de datos, información y conocimiento generan valores sociales y políticos a comprender en profundidad.

Por el lado social, los comportamientos mediados por las TIC digitales, conllevan a la Tecno ética a partir del estudio de dichas tecno-costumbres, autómatas incluidos; para entender las ideológicas que sostienen la producción y el uso en la cultura digital.

A nivel más complejo la redefinición de la Identidad, de relaciones, capacidades y desempeños conforman un subsistema que caracteriza y singulariza a la tecno-persona, en base a su tecno-nombre constituyendo un subsistema. Por esto se hace más que visible las relaciones de poder y la violencia de las manipulaciones de los sujetos es estos espacios. ¿Dónde está el poder? “El poder se ejerce fundamentalmente construyendo significados en la mente humana mediante los procesos de comunicación que tienen lugar en las redes multimedia globales-locales de comunicación de masas, incluida la auto comunicación de masas”. Castells, “Comunicación y poder”. 2017.

Esto nos lleva a pesar sobre las instituciones y su crisis de representatividad, a estas alturas puede coincidirse con Castells que dice que “la fuerza y la estabilidad de las instituciones dependen de su vigencia en la mente de las personas”. 

Si hemos construidos redes, que son dominadas por otros en esta política mediática la Identidad se opone a dicho poder de la Red por qué en ese espacio se crea el poder. Allí se vende la mercancía comunicacional.

 

(1) Esta elaboración se basa en las consideraciones vertidas en la Jornada de comunicación de La Sociedad de Datos-FyL-UBA-Centro Cultural Paco Urondo, 17 de mayo 2018 y elaboraciones que hacen a “Republicanizar y democratizar las sociedades digitales en Iberoamérica” en OEI, Avilés, Centro Niemeyer, 23-4-2018 de Javier Echeverría. Investigador Ikerbasque, UPV/EHU.

(*) Antropóloga - Investigadora-Asesora - Gestión de la información.

 

 

 

Ratio: 0 / 5

Inicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivado
 

Suscribite a Proyecto Sapiens XXI

Please wait
Proyecto Sapiens

Objetivo

Proyecto Sapiens XXI es una iniciativa periodística que se propone investigar e interpretar las transformaciones culturales, políticas y económicas de un mundo signado por la tecnología.