En la Vida Real


Por Martín “Charly”Baldino (*)

Asimov (bioquímico y escritor ruso) siempre despierta contradicciones al ser leído, enciende la mecha de las inquietudes en cada uno de sus cuentos, fue un artista al presentar dilemas morales entre robots y personas, delineando un camino donde cada uno pueda crearse sus propias contradicciones: los robots reemplazando trabajos que ya no queremos hacer, resolviendo tareas mecánicas que nos aburren de sólo leerlas. Siempre que miramos retratos del futuro en libros o películas vemos soluciones a miles de problemas, pero tenemos muy poco en cuenta los cuantiosos daños “colaterales” –especialmente sociales, nada menos- que conlleva ese retrato futurista.
Algunos números

Según la OCDE(7) El 12% de los trabajadores españoles podrán ser reemplazados en corto plazo por robots, y a escala mundial pasen de ocupar el 8% de los puestos laborales al 26%. En el último Foro Económico Mundial de Davos se dijo que los 15 paises mas industrializados del mundo tienen en peligro unos siete millones de puestos de trabajo de aquí al 2020. A su vez la Universidad de Oxford emitió un informe que habla de 1.600 millones de trabajadores que podrían ser reemplazados de aquí al 2035.Solo como ejemplo de esta estimación tengamos en cuenta que repercusión tendrá sobre la industria del transporte cuando los vehículos autónomos logren imponerse reemplazando a los conductores que habitualmente vemos en las calles, camiones, colectivos, trenes, subtes, taxis, etc.



Un mundo sin salarios

Se estima que el 47% de los empleos están en un alto riesgo de ser automatizados(1), reemplazando personas por máquinas. Maquinas que por definición no tendrán derechos personalísimos, ni serán amparadas por ley alguna, ni tendrán representación gremial: un paraíso para la rentabilidad. Como competiría un trabajador tradicional contra un robot que no posee derechos, ni descansa, ni manifiesta disconformidad ante un abuso?. El costo de crear un robot cae abruptamente (un 25% en los últimos años) y su rendimiento laboral aumenta un 5% por año aproximadamente, las personas doblan su productividad cada 10 años, los robots cada 4. En 2015 el tiempo de amortización de un robot era de 5,3 años, en 2018 es del 1,3 años, los números aceleran la conversión.A través de la histori los avances tecnológicos han acabado con determinados empleos y han creado otros, pero esta nueva era presenta una destrucción de empleos mucho más acelerada que la creación y una curva de adaptación muy pronunciada, nos multiplicamos exponencialmente y el mercado laboral  se contrae de igual forma.Jacob Morgan, autor del libro “El futuro del trabajo” en una reciente entrevista menciono “Sólo los coches autónomos eliminarán millones de trabajos en todo el mundo. Me inclino a pensar que la tecnología acabará con más trabajos de los que puede crear”.La extinción de ciertos puestos laborales sin pensar de qué  vivirán los ‘reemplazados’ enciende la mecha de una bomba de tiempo social. Telefonistas, carteros, técnicos operarios, zapateros, operarios de industrias, cajeros de bancos o supermercados, conductores profesionales, agentes de viajes, agricultores… En todas las ramas de la economía avanza el reemplazo de la mano de obra humana.La Federación Internacional de Robótica(IFR) avizora que para el 2019 habrá 2.6 millones de unidades robóticas industriales instaladas, el 70% instalados en sectores automotriz, electronica, metales y aquinaria industrial. En el campo de los robots domésticos – los que limpian piscinas, cortadores de pasto, aspiradoras hogareñas, etc – entre el 2016 y el 2019 se incrementaran en 31 millones de unidades lo que representa ventas por 13.000 millones de dólares en equipamiento para los hogares.Los entusiastas tecnológicos minimizan los efectos sobre la masa laboral aduciendo que el mercado siempre encuentra lugar para los cesanteados, es parte del ciclo económico, solo es cuestión de capacitarse en nuevas áreas. La realidad no muestra lo mismo, no existen políticas de inclusión reales que tengan en cuenta la proyección en los próximos años.  Según datos del Banco Mundial, la proporción de empleos en peligro por la automatización alcanza el 69 % en India, el 77 % en China y el el 85 % en Etiopía. Este panorama nos plantea muchas preguntas y nos obliga a planificar cambios en nuestros sistemas socioeconómicos para no ser serializados(8) con tanta facilidad, nuestros sistema educativo debería ser repensado para potenciar nuestras ventajas frente a los robots y no nuestras debilidades.
Bill Gates -ex líder de Microsoft- menciona en una reciente entrevista que si las empresas están convencidas de reclutar robots como fuerza laboral deberían pagar los mismos impuestos que si emplean humanos ya que aumentaran sus ingresos por reducir costos y mejorar la productividad, o sea seguirán ganando incluso pagando estos impuestos y el dinero podría utilizarse en una renta básica para los humanos y en mejorar los sistemas educativos de las futuras generaciones apuntalando las áreas donde nos destacamos por sobre los robots, sería el único modo – según el multimillonario – que la sociedad siga evolucionando.



La ideología de la tecnología

Dicen algunos con mucha soltura que la tecnología no tiene ideología, absurda aseveración por cierto. Existe tecnología que desde su concepción está ideada con un fin ideológico, obviamente según el nivel de abstracción con que evaluemos la tecnología. Una línea de código de un software no tiene un fin ideológico, pero un software de análisis del comportamiento de compradores si lo tiene. Una red social, que no deja de ser un software, pensada para acumular datos personales y comportamiento de sus usuarios esta ideada con un fin claramente ideológico, masificar, controlar, clasificar, monetizar esa información.
También existen industrias que aplican otros tipos de tecnología como la robótica para reemplazar puestos laborales y mejorar su rentabilidad. Una clara aplicación ideológica de la tecnología ya que no utilizan los avances para mejorar el trabajo de sus empleados, lo utilizan para aumentar los ingresos olvidando el factor humano y el rol social que les toca cumplir.



La Neurociencia al ataque

Otra cara de los avances tecnológicos se ve reflejado en la aplicación de la misma para el estudio del comportamiento e injerencia directa en nuestras decisiones.
La ‘mente humana’ es el producto de la operación de un artefacto complejo, el cerebro. Y podemos decir que cualquier actividad mental que realicemos surge de las operaciones que realizan nuestras estructuras neuronales.
La libertad de elección en nuestras decisiones es respaldada por la dificultad de predecir una acción determinada, poseemos en promedio 85 mil millones de neuronas con 1.000 conexiones cada una, las combinaciones son muchísimas y la tecnología de hoy día no permite reproducir esas combinaciones en tiempo real para pronosticar con certeza una respuesta en una situación compleja, pero los avances en el estudio del comportamiento sumado al incremento de la velocidad de cálculo de las computadoras y condimentando esto con los avances de la IA (inteligencia artificial) reducen cada vez más esas posibilidades
Hoy dia se aplican muchos recursos al estudio de la toma de decisiones, que se preparan para el momento en que la informática pueda realizar los cálculos como un cerebro humano. De este modo la “libertad de elección” podrá ser reproducida con mayor precisión.

Hay diferentes campos de estudios para la neurociencia, y los investigadores se “despegan” de las aplicaciones negativas que los resultados pueden tener en el campo de la vida cotidiana. He aquí una vieja cuestión: “los avances de la ciencia siempre pueden usarse para mejorar la vida de las personas, pero también para influir y dominarlas”.
Recientemente se presentaron pruebas validadas sobre la manipulación de la memoria en animales, esto es ni más ni menos que alterar la memoria agregando o eliminando recuerdos.
En la universidad de Yale un grupo de investigadores presentaron un estudio donde lograron desactivar ciertos instintos en animales, podían activar o desactivar los mecanismos de defensa de un animal, volviéndolo un predador o una presa según su antojo.
¿Analizamos a menudo cuánto cambiamos las personas por usar tecnología diariamente?
Creemos, muchas veces con justa razón, que los avances tecnológicos mejoran nuestras vidas: en el caso de la medicina esos avances son realmente espectaculares. Sin embargo, es muy poco lo que pensamos en cuanto a lo dañino que resulta el consumo desmedido de tecnología en la vida cotidiana. Tampoco pensamos lo suficiente acerca de los daños irreparables que produce a la humanidad y al planeta el uso perverso de la tecnología con fines de guerra, de manipulación genética, de explotación salvaje de la tierra, de contaminación ambiental y de la alienación masiva.
Las investigaciones avanzan constantemente y darán herramientas al mercado para mejorar la presión sobre los consumidores aumentando su rentabilidad, pronosticando y digitando nuestro comportamiento, robotizando al ser humano y humanizando a los robots.

(*) Ingeniero en sistemas. Impulsor de softwaer libre y Opensource.


Fuente http://www.elmundo.es/economia/2016/01/20/5697d766268e3e76078b46d4.html
"Los robots nos quitarán la mitad de los trabajos". El S.O.S. lo lanza el director económico del Banco de Inglaterra, Andy Haldane. Y viene a decir lo mismo que ya advirtieron Carl Benedikt Frey y Michael Osborne, de la Universidad de Oxford: "La fusión de la robótica, las tecnologías de la información y la inteligencia artificial van a tener un impacto devastador en el mercado laboral".
http://www.elmundo.es/economia/2015/09/07/55e9d2f4ca4741547e8b4599.html
http://www.estrategiaynegocios.net/lasclavesdeldia/826850-330/pron%C3%B3stico-inquietante-robots-eliminar%C3%A1n-1600-millones-de-puestos-de-trabajo →Estudio realizado por la Universidad de Oxford
http://www.clasesdeperiodismo.com/2010/03/18/stats-monkey-%C2%BFpuede-un-software-reemplazar-a-los-periodistas/
http://compartirpalabramaestra.org/columnas/roboperiodismo-narrative-science-y-el-futuro-de-las-noticias
http://www.elmundo.es/economia/2016/01/20/5697d766268e3e76078b46d4.html
Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE)
Serializado: En informática se llama serialización a la codificación de un objeto con el fin de estudiarlo, clonarlo y o transmitirlo de un lugar a otro.







Ratio: 0 / 5

Inicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivado
 

Suscribite a Proyecto Sapiens XXI

Please wait
Proyecto Sapiens

Objetivo

Proyecto Sapiens XXI es una iniciativa periodística que se propone investigar e interpretar las transformaciones culturales, políticas y económicas de un mundo signado por la tecnología.